Durante el pasado mes de junio, la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJ de Madrid dictó una Sentencia en la que condenaba a la Agencia Tributaria a devolver a una trabajadora las cantidades que había abonado en concepto de IRPF por la prestación de maternidad recibida en el año 2009, al declarar que ésta debe estar exenta de tributación. La pregunta que nos hacemos es, ¿y ahora qué?